¿Qué hace a G Suite diferente ?

Hay cinco áreas que diferencian a G Suite y te hacen elegirla como líder en correo electrónico empresarial en la nube.

  • Pioneros en servicios en la nube. Google ha recibido el reconocimiento como marca de confianza y ha sido elegido líder en el sector de las infraestructuras en la nube fiables.
  • Diseñado para la nube. G Suite se ha diseñado desde los cimientos como un servicio totalmente basado en la nube, de forma que los departamentos de TI no necesitan dedicar tiempo y dinero al mantenimiento de componentes de escritorio.
  • Un paquete completo. Con este conjunto de aplicaciones puedes guardar archivos y compartir contenido en Google Drive, colaborar en tiempo real con Documentos de Google, realizar videoconferencias con Hangouts y enviar correo electrónico profesional con Gmail. Todo ello por un mismo precio.
  • Coherencia y comodidad de uso. Los usuarios de G Suite ofrecen una misma experiencia de usuario en todos los dispositivos, sistemas operativos y navegadores. Además, muchos empleados ya están familiarizados con los productos de Google porque los utilizan en su vida personal.
  • Asistencia sin conexión. Con Gmail, Calendar y Documentos de Google, los usuarios pueden ver, editar y crear contenido aunque no tengan conexión a Internet, ya que el contenido se sincroniza automáticamente cuando vuelven a conectarse.

¿Por qué debería pagar por G Suite cuando Google ofrece productos similares de forma gratuita ?

Con G Suite, recibes diversos servicios de nivel empresarial adicionales que no se incluyen en el producto gratuito para consumidores, como correo electrónico profesional en tu dominio, más espacio de almacenamiento en Gmail y Drive, asistencia ininterrumpida por teléfono o mediante correo electrónico, garantía de tiempo de actividad del 99,9%, interoperabilidad con Microsoft Outlook, funciones de seguridad mejoradas y administración completa de todas las cuentas de usuario.

Si solo quiero uno de los productos, ¿tengo que comprar el paquete de aplicaciones completo?

Sí, G Suite está diseñado como una solución completa con herramientas integradas que funcionen juntas sin problemas. Por ejemplo, puedes recibir un mensaje en Gmail y convertirlo inmediatamente en un evento de Calendar. Cuando haces un comentario en Documentos, Hojas de Cálculo o Presentaciones de Google, los colaboradores reciben automáticamente alertas por correo electrónico. Con un solo clic, puedes iniciar una videoconferencia de Hangouts desde tu bandeja de entrada o desde tu calendario. Mediante el uso de estas herramientas como un conjunto completo, se mejora la productividad y se proporciona a tu empresa un gran valor añadido. En cualquier caso, puedes comprar el conjunto de aplicaciones y usar solo los servicios que prefieras.

¿Es G Suite compatible con el cliente de correo electrónico que utilizo actualmente?

Además de acceder al correo de G Suite desde la interfaz web de Gmail, los usuarios pueden enviar y recibir correo desde su cliente de escritorio favorito. En función del cliente, puedes utilizar el protocolo de correo IMAP o POP. Si vas a cambiar a G Suite desde Microsoft Exchange o algún otro servicio de Outlook, puedes utilizar G Suite Sync. Se trata de un complemento para Outlook 2003, 2007, 2010 o 2013 que permite utilizar Outlook para administrar el correo, el calendario y los contactos de G Suite junto con las notas, las tareas y las entradas del diario de Outlook.

¿Puedo reemplazar mi software actual, por documentos, hojas de cálculo y presentaciones de Google?

Hemos comprobado que muchos de nuestros clientes pueden eliminar sus soluciones de productividad actuales y utilizar únicamente Documentos, Hojas de cálculo y Presentaciones de Google, que son herramientas de productividad con las que puedes crear diferentes tipos de archivos, como documentos de texto, hojas de cálculo y presentaciones, entre otros. Puedes trabajar en ellos en tiempo real con otros usuarios y almacenarlos online en Google Drive. Se incluyen con G Suite y funcionan en cualquier dispositivo. A diferencia de las aplicaciones de escritorio tradicionales, no es necesario instalar ningún software. Además, son compatibles con archivos creados en otros programas como Microsoft Office.